Logran una línea de células madre que mantiene la viabilidad del embrión