Los detenidos pensaban matar a la mujer de Paco González