Lucas, la cara visible de la enfermedad de los 'huesos de cristal'