El joven herido de bala por su padre en Lugo continúa grave tras ser intervenido en el Hospital de A Coruña