Lula afirma que los países más ricos deberán "pagar" para proteger los bosques