Soltera, con 14 hijos y repudiada por los británicos