Madrid vive uno de los conciertos más esperados del año por los fans más jóvenes