Madrid no se plantea de momento devolver lo recaudado con el euro por receta