Madrid estudia un nuevo protocolo antipolución más restrictivo en los escenarios 2 y 3