Madrid Arena podría haber vendido el doble de las entradas declaradas