Malaspina generará el primer catálogo genómico del fondo marino más profundo