Los termómetros se disparan desde Navarra hasta Cataluña