Mantenía en una cama a su madre muerta y en estado de putrefacción para seguir cobrando la pensión