María José Campanario, recibida a gritos de "ladrona" a su llegada a los juzgados