Dejan morir a su hija anoréxica confiando en que Dios la salvaría