Mario Gómez, el tor-rero de la selección alemana