La boliviana que quiere viajar a Marte con un billete solo de ida