El barrio de Martutene queda incomunicado por la crecida del Urumea