Recomiendan hacer el masaje cardiaco a ritmo de los Bee Gees