Medio Ambiente considera "teóricamente un instrumento válido" el sistema de devolución y retorno de residuos