Melania Trump, la nueva primera dama, entra en escena