Los comedores escolares favorecen una alimentación equilibrada