Vestidos de boda y de comunión a 40 euros, una ganga en tiempo de crisis