Michael Douglas disfruta de unos días en la nieve a pesar de los rumores sobre su cáncer