Michael Schumacher no puede hablar pero llora al escuchar la voz de su familia