El jefe de Volkswagen en EEUU pide perdón por el escándalo de los coches trucados