Michelle Obama, con los niños