Miguel cambió las horas del crimen para exculpar a los principales acusados en el caso