Miwa afirma que la "sentencia debe ser una lección para no repetirse lo que me han hecho"