El ertzaina Inocencio Alonso murió de un infarto en medio de los enfrentamientos entre ultras