Largas colas en las pastelerías en busca de la tradicional mona de Pascua