El monitor infantil encarcelado, aislado en la prisión de Soto del Real