La policía busca a uno de los monjes amantes del lujo por tráfico de drogas