Muere una mujer boliviana a la que le inyectaron orina en la sangre