Mueren cuatro miembros de una familia, entre ellos un bebé, por inhalación de monóxido de carbono