Momento en el que los pasajeros salen disparados de sus asientos tras caer el bus por una zanja