Mueren cuatro personas a causa de la ola de calor que afecta al suroeste de EEUU