Morir en medio de la calle y no importarle a nadie