El Mundial de Doha decide dejar de emitir las imágenes de la cámara trasera en las pruebas de atletismo tras las quejas de varias atletas