Navarra, pendiente del agua