La Navidad dispara las denuncias por pequeños robos