Los hoteles, al 90% de ocupación