Los padres de Nono logran 90.000 euros para comenzar a investigar su enfermedad rara