La OMS asegura que el nivel 7 de Fukushima no requiere nuevas medidas sanitarias