Un obispo se baja el sueldo