Con 8 años, hace frente a una de las enfermedades más raras que existen