La Orden de San Juan de Dios asumirá parte de la repatriación del sacerdote español