El alcalde de Osera (Zaragoza) destaca que es la mayor crecida del Ebro que recuerda