El PP quiere que agredir a un profesor o un médico se considere atentado