Pamplona, la ciudad más tranquila y Badalona la más insegura